SENSACIONES.

Me voy desnudando  -muy lentamente frente al espejo-  mientras le hago los coros a Carla Morrison que susurra con voz lánguida a mis espaldas:

                   «… Es tu alma que envía señales a mi cuerpo

                   Porque este, sigue pidiendo ese aroma de ti

                  Que me invita al acecho…»

Y es que aún puedo respirarte, aún siento tus manos en mi piel, aún tu aliento sigue en mi boca…

            Hace tan solo unos instantes que te he abandonado; arrebujado entre una sábanas cómplices de lo que acaba de suceder. Ocultando nuestro pequeño secreto.

            En la almohada dejo caer una nota, y sobre tu mejilla un apenas perceptible roce de mis labios; que sé has sentido pero que  prefieres ignorar. Como tantas otras veces.

            Y Carla no deja de repetir en mi iphone:

            «… Estás aquí dentro de mi mente…»

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s