Blog

EL RESENTIMIENTO EN MICROCUENTOS.

Dijiste «no»

                        Dije «sí»

                         Aceptando la verdad del «no»

                     asumiendo la falsedad del «sí»

 

≠microcuento

 

                      Te recuerdo ahora

                       Y ahora ya es ayer

                       Ya no hay ahora

                       Ya no hay ayer. Sigue leyendo “EL RESENTIMIENTO EN MICROCUENTOS.”

EL AMOR ACABA.

Se nos rompió el amor. De esta forma tan original mi pareja se deshizo de mí. No me cayó de sorpresa que utilizara una canción de Rocío Jurado para hacerlo, el aparato de música no paraba de sonar día y noche con todos sus éxitos.

Sigue leyendo “EL AMOR ACABA.”

AMORALÍSIMO.

 

 

Me estoy tomando el café de las siete de la tarde. Los martes y jueves suelo aplazar el de las cinco a esta hora ya que me quedo esperando a Claudia a que salga de su clase de balé. A no ser que esté ocupada suelo sentarme en la mesa del fondo, junto a la ventana, me gusta fijarme en la gente que transita por delante de ella sin percatarse que hay alguien al otro lado que les está observando. Así fue como lo conocí: Sigue leyendo “AMORALÍSIMO.”

VULNERACIÓN.

Me despido de Sara en la esquina donde está ubicada una tienda de Orenge. Como es de costumbre ella toma la avenida de San Rafael mientras que yo, cruzo el semáforo de leds que muestra el tiempo que le queda al peatón para cruzar. Éste, va a dar a la Plazoleta de las Vacas —donde colocan las casetas cuando es la feria del libro— y a escasos trescientos metros, en el 4º B del número dos de la calle La Estación, vivo yo. Sigue leyendo “VULNERACIÓN.”

MISERERE.

Estoy tumbada en la cama junto a él y la sensación de sólo rozarle me da asco. Así que me sitúo lo más lejos posible, al borde del precipicio. He tenido que aprender a andar por la cresta de una montaña, descalza, casi desnuda, porque nadie me dijo qué equipaje debía llevar para el viaje que prendí hace hoy, exactamente, cinco años.  Sigue leyendo “MISERERE.”

INSTANTE.

Mi segundo día en Santa Pola y estoy decidida a conocer a alguien para pasar el resto de mis vacaciones así que me envuelvo en mi toalla pareo —no he conseguido nunca hacerme un vestido tipo oriental o con palabra de honor…— me cuelgo del hombro mi cesto tipo capazo con el fondo plateado y una estrella turquesa y por último, cubro los ojos con mis Blumarine con cristales en gris degradado que consiguen un look moderno y actual: ¡Ya estoy lista para la aventura!
Dirijo mis pasos en dirección playa Varadero, la recepcionista me ha comentado que es la mejor playa para conocer gente. —Debo decir que el tono que ha utilizado al decirme: «conocer gente» me ha sonado un tanto pícaro— pero aún así le he hecho caso ya que, he de confesar, que mi propósito es precisamente ése.

Sigue leyendo “INSTANTE.”

EN UN MUNDO VACÍO.

Has sido y eres… -permítanme que me guarde el futuro para mí; hablaré de él cuando se haya transformado en presente-, el sino como tal nunca me ha gustado, me provoca incertidumbre. Confieso que en ciertas ocasiones he podido tener la curiosidad de saber, de averiguar qué me pueden estar aguardando los años que aún estan por vivir, pero desde un tiempo para acá he ido perdiendo el anhelo por saberlo. Sigue leyendo “EN UN MUNDO VACÍO.”